AJ Applegate entrega su ano a la negrura

Con una tonelada de sexo realizado a sus espaldas, AJ Applegate aterrizó en el 2016 en el estudio más selecto de porno interracial de por aquel entonces, Dark X (Blacked nació apenas hacía dos años y todavía estaba en pañales).  La starlet es toda un prodigio con el buen hacer de su cuerpo y en especial con su culo. Por eso quisieron contratarla para que protagonice un anal ennegrecido bajo al atenta mirada de su compañero el afroamericano y fornido Rico Strong. Su capacidad profesional está fuera de dudas a pesar de su descompensación física entre pecho y tren inferior, un lastre para triunfar en el Olimpo del porno. Una lástima porque realmente sabe sacar provecho de su anatomía y podría jugar muy bien en lo más alto de la industria.