Ali Cat, la pillada más pija de Torbe

Siempre he creído que en la serie Torbellinesca de pilladas en la calle se presentaban únicamente chicas de baja estofa social para ganarse unos cuartos y desaparecer tras hacer unas pocas guarrerías sexuales frente a la cámara. No obstante, de viciosas está España llena y el destino allá por el año 2015 permitió que nuestro rey del porno más freak Torbe se la cruzara por la calle. Esta valenciana veinteañera llamada Ali Cat tenía un aspecto de pija de papá y parecía haber salido de un barrio exclusivo como Chamberí. A base de palique y parloteo consigo convencerla para dedicarse al porno gracias a su soltura y descaro. Además, no solo se conformó en rodar una escena en la intimidad de su habitación, sino que hasta grabó un bukkake en la que tragó más leche que horchata en toda Alboraya.