La resurrección anal extrema de Charlotte Sartre

Hace unos meses la productora Hookup Hotshot invitó a la casa de Bryan Gozzling, padre y señor de la misma, a pasar una extrema velada entre sus paredes a la starlet Charlotte Sartre. La compañía posee una personalidad propia basada en el porno extremo con ahogamientos, bofetadas y toda práctica humillante vejatoria que puedan consensuar con la estrella porno invitada. Orificios exclusivos al servicio del mal, nunca mejor dicho es lo que se da cita en este tipo de pornografía hardcore. El anfitrión dice que solo necesita de una chica su total sumisión para llevarla al éxtasis más brutal y para ello se hace valer de todas sus artimañas poco éticas. Al estar abiertas a todo su cuerpo se relaja y se prepara para los correctivos más estrictos. Y aunque Charlotte no tenga impoluto sus esfínteres, en esta escena se lo han resucitado a la fuerza en un anal extremo.