Arantxa Bustos, la otra desnuda de Gandía Shore

Arantxa Bustos, la otra desnuda de Gandía Shore
¡Me gusta!

Arantxa Bustos desnuda es casi tan reconocida como ver a Ylenia de la misma guisa. Ambas chicas salieron del mismo reality, Gandía Shore de MTV España. La morena Arantxa Bustos es junto a su compañera rubia de juergas la máxima expresión del chonismo en una mujer. Vulgares, malhabladas, golfillas y barrio bajeras, esperando la oportunidad de oro para enseñar cacho en la revista Interviu, donde los tetes se masturban viendo su desplegable. Una cosa de la que puede estar orgullosa la reina de las tarimas (así es como se define) de Gandía Shore, Arantza Bustos, es que tenga las tetas naturales. Sin duda algo muy raro en este tipo de famosas despelotadas teniendo su tirón mediático, pues a la mínima de cambio se tunean las tetas con el dinero de sus posados.

En la sesión de fotos de Interviu, la española Arantxa Bustos hizo honor a su apellido y mostró sus tetas llevando las orejas de Mickey Mouse en el reportaje central de la publicación erótica, cosas del fotógrafo. Fue la tercera en salir en la revista erótica. Explicó que en España era muy conocida y la gente la paraba por la calle y centros comerciales para preguntarle cosas.

Arantxa Bustos participó junto con Labrador en Supervivientes 2015, junto con Elisa de Panicis. Su paso por la isla de honduras no fue muy bien acogida por el público, siendo una de las primeras expulsadas. Una lástima no ver su cuerpo tatuado y su melena morena tomando el sol o haciendo topless.

Cuando creía que la fama y fortuna ya no llamaban a su puerta, contaron con Arantxa Bustos para Super Shore. Un nuevo reality que combina a los integrantes de Gandía Shore con Acapúlco Shore (la versión americana más casposa y cutre que la nuestra). En el programa hacen una gira mundial por varias ciudades desfasando de fiesta en fiesta y con un alto voltaje sexual acostándose todos con todos.

Sigue viviendo de las rentas desde que se dio a conocer en Gandía Shore y aunque según diga le haya dado tiempo de madurar sigue igual de alocada que de costumbre. Su sobrenombre ahora ya no es la reina de las tarimas, sino el terror de los nenes, una muestra de que la cabra siempre tira al monte.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *