Blake Eden y la erótica del poder

Cuesta creer que de un árido paraje como es Arizona hayan salido chicas tan elegantes y distinguidas como Blake Eden. Su aspecto encaja mejor con el tipo de chicas criadas entre la más selecta nobleza del Palacio de Versalles. Y es que es allí (o al menos lo parece) donde transcurre el devenir de la siguiente escena de Nubiles Films. Son en esos pasillos de salones parisinos donde encaja mejor la temática de pornografía para mujeres. Una escena rubricada con la erótica del poder de un varonil jefe como el mayor afrodisiaco para el público femenino. Donde los hombres con traje y corbata evocan pulsiones sexuales en damiselas de alta alcurnia. Igual que los caballeros vistiendo armadura dispuestos para ir a la guerra como muestra de virilidad y ostentación de poder.