El desnudo de Blanca Cuesta que enfadó a la Baronesa Thyssen

En toda familia hay una oveja negra y en la de los Thyssen se llama María Blanca Cuesta Unkhoff, más conocida por todos como Blanca Cuesta. De orígenes humildes se puede decir que le tocó la lotería cuando se casó con Borja Thyssen, el hijo de la Tita Cervera, la misma que debe de estar que trina habiéndole salido una nuera tan despendolada, exhibicionista y amante del despelota. Y es que la pesadilla de la clase alta aristocrática no es otra cosa que una exmodelo de mala vida como mujer de tu hijo. Sin embargo, gracias a este matrimonio se han desperdigado por la red y por las revistas del corazón numerosas imágenes y capturas de descuidos de Blanca Cuesta desnuda, de las cuales se ha nutrido el catálogo de famosas desnudas de JaqueMateAteos.

El topless de Blanca Cuesta

Es sabido, lo dicen acreditadas guías de vieja, que algunas calas de la Costa Brava reservan para el visitante tesoros de sorprendente belleza. Obsérvese si no cómo se enriquece el paisaje costero catalán con la presencia de esta chica. Blanca de nombre, esplendorosa de cuerpo. Es la novia del joven soltero más rico de España, y tiene uno de los mejores topless de eso que llamaban “jet set”.

Así presentaban el topless de Blanca Cuesta en la revista CQ, una mujer de excepcional belleza que anteriormente ya fue pillada sin la parte superior del biquini a bordo de un yate de lujo surcando las aguas ibicencas, el “Mata Mua“. Una auténtica sirena de aguas cristalinas mostrando los pechos por segunda vez.

Al parecer a Blanca Cuesta no le importa que la vean desnuda. Está contenta con su anatomía como así nos dejó saber en su posado en la revista masculina de CQ. Hasta dicen las malas lenguas que durante la sesión de fotos erótica no se cubrió la más mínimo entre foto y foto, siendo la comidilla de estilistas, periodistas y paparazzis que por allí pululaban admirando el cuerpazo de diosa que posee.