Las escenas de sexo perdidas de Carmen Maura

Tiene mérito ser una leyenda viva del cine español cuando la época donde empieza a tener papeles protagonistas es justo después de los destapes de finales de los años 70. Carmen Maura ha triunfado por lo que es, una actriz de raza y con la suficiente profesionalidad para no haber salido follando ni desnuda en ‘casi’ ninguna película. Y digo casi porque a pesar de haberle puesto empeño y esmero en no destacar por su físico ni sus desnudos, si que tiene un par de cintas en la que el sexo deslumbra el buen hacer de la artista española. Eso si, los desnudos de Carmen Maura así como las escenas de cama están totalmente justificadas en la obra, no como ahora que se despelotan para subir audiencia.

Estamos hablando de ‘Matador‘ de 1996, una película española de Almodóvar en la que una sensual Carmen Maura tiene sexo con un jovencísimo Antonio Banderas. Tirada en el suelo como una furcia y completamente desnuda se entrega en cuerpo y alma al andaluz. No esperéis mucho más que un rápido y fugaz vistazo a las tetas de Carmen Maura, el coño ni se le huele, es más su cara poco se ve que es ella.

Sin embargo hay otra película suya llamada ‘¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?‘ donde la violan y es justo en el momento del forzamiento donde se puede capturar ese descuido. Al apartarle las bragas hacia un lado sale su coño frondoso, un instante que vale su peso en hora. Parece mentira que se hubiera prestado a realizar esta escena cuando tenía 33 años en 1978, solo 3 años después de la violación real que sufrió Carmen Maura en su propia casa a manos de un delincuente. La actriz así lo confesaba en el programa de Risto Mejide.

Carmen Maura desnuda en Mujeres al borde de un ataque de nervios y ¡Ay Carmela!

Posiblemente sus dos películas más representativas y por las que mayor fama haya conseguido. Tanto el público como la crítica alabaron sus dos interpretaciones que estuvieron a la altura de los Premio Goya. Las tetas de Carmen Maura fueron vista por toda la nación creando un mito erótico difícil de igualar y no olvidado hasta muchos años después. El desnudo completo nunca se dio en la carrera de Carmen Maura, como mucho transparencias y vestidos apretados.