El coño peludo de Eva Lovia

La nueva remesa de actrices porno viene de lo más natural, tanto que no se depilan el coño, ni siquiera se lo afeitan. Hemos vuelto a la estética del porno retro y las vaginas peludas es la nueva moda. A mí personalmente me da asco chupar un coño con pelos, después estás escupiendo vello todo el día. Esta chica que en un primer momento solo hacía porno lésbico se ha pasado a las pollas, pues parece que las lesbianas acabaron de ella hasta el gorro de su felpudo maldito. Ya no les gustaba pasar la lengua por esa alfombrilla y o tuvo más remedio que probar suerte con los hombres. De momento en toda la escena de sexo no le hacen ni un cunnilingus, por algo será. A ver si algún director le dice que se arregle el jardín de abajo y que se lo pode como Dios manda, ¡guarra!