Follar con viejas como esta es la hostia

¡Me gusta!

¿Quién iba a decirle a este hombre que follar con viejas resultaría tan ardua tarea? La culpa es suya por ser el último cliente de un burdel y tocarle la morralla. Aunque no lo parezca a primera vista esta espléndida morena con las tetas bien colocadas se le nota bastante los años en cuanto se mueve un poco de cámara. Ya muestra arugas de expresión en la cara y la piel flácida de su cuerpo cada vez se hace más patente. Aún sí, su furor interno hace que follar con viejas como esta sea un deporte de riesgo, sobre todo para la polla que tenga metida dentro de su caliente coño. Como podéis ver en la imagen la vieja tiene una energía excesiva a la hora de mover su pelvis que deja tieso al pobre hombre que se esperaba un tranquilo polvo. Solo hay que ver la cara de pasión desatada de la abuela follando, se le va la vida con el sexo, tal vez no le queden muchos años antes de disfrutar de sus últimas pollas.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *