Forzando a una universitaria a meterse dos pollas

La época de universitario es de las mejores a lo largo de la vida. Pero si te toca ser mujer tal vez puedas sufrir lo mismo que sintió esta pobre chica universitaria desvalida e indefensa. Dos de sus compañeros no pudieron soportar la necesidad de follar y al ver que ella estaba sola en su habitación no tuvieron mejor idea que atarla a la cama en plan bondage y comenzar a abusar sexualmente de ella. Hay que decir que parte de la culpa la tiene la chica, una hermosa rubia joven con un chocho cremoso y tierno, delgada y un cuerpo que dice a todas horas “cómeme”. Es difícil para un hombre soportar esa tortura sexual de abstinencia, así que parte de la culpa la tiene ella por provocar. A la chica se la follan en un trío espectacular donde le dan hasta por el culo mientras grita con la boca bien abierta. Y mira por donde al final le acaba gustando, si es que son lo que no hay, se quejan de vicio.