Una gran polla conlleva una gran responsabilidad

En ExtraSmall saben perfectamente la responsabilidad que conlleva contratar una gran polla para con sus escenas. A pesar de que en un mundo donde el tamaño de los miembros cosifiquen a los mismos actores se emplea el término para poder comprender su innegable trascendencia. Y es que si la polla no es enorme la escena no vende, de la misma forma que siempre es mejor presentarla junto a una chica pequeña, de coño estrecho, preferiblemente oriental para destacar todavía más la diferencia de tamaños. Esta vez se han buscado a una asiática llamada Ember Snow, que viene con un pack corporal minúsculo para comenzar a rodar con sementales dotados y ser destrozada por penes que en su país de origen jamás hubiera imaginado. Ver a Ember retozando con la polla sobre su cara y flipar en colores es la prueba de que América es la tierra de las oportunidades para meterse al porno.