Una guitarra para un porno melódico

El sexo y la música están estrechamente relacionados. La prueba está en el sex apeal que poseen los guitarristas y el vínculo erótico que tienen con sus groupies. Los coños de estas se hace agua tan solo de escuchar esas primeras notas de una melodía. Este extraño comportamiento sexual ha sido trasladado al porno para mujeres intentando simular este poderoso reclamo en el subconsciente de las teens. Capaces de deshacerse de todos sus prejuicios y hacer cosas que jamás realizarían en su día a día. Y es que como dicen un buen solo de guitarra es capaz de lograr un orgasmo. Ya lo dijo el bajista británico Lemmy Kilmister del grupo Motörhead: quien tenga una guitarra entre las manos ligará, y si sabe tocarla follará seguro.