Honey Gold se estrena en el porno gonzo

Este mismo año ha sido el debut de Honey Gold, la obra máxima del mestizaje en el porno gracias a su mezcolanza de etnia afro y asiática. Desde que a esta mestiza tatuada le dieran la alternativa para meterse de lleno en el porno desde Burning Angel, ha sabido aprovechar cada minuto de su paso por la industria. Ha demostrado con creces tener madera de pornostar al implicarse al máximo en cada una de sus escenas; recordemos que ya ha protagonizado una penetración doble vaginal en la cinta Taste of Honey de Evil Angel. Si sigue así no se hará esperar su camino hacia la gloria pornográfica y ser una candidata a ganar los premios del porno de principios del próximo año 2018. Os dejamos con sus aires punk en un vídeo de Bang Confessions en el que nos cuenta que se siente al correrse delante de las cámaras.