La humillación pública de Franceska Jaimes en Barcelona

Solo de la mente de la pervertida casa Kink pueden salir ideas tan denigrantes como pasear a una actriz desnuda por el barrio antiguo de Barcelona. Estamos hablando de la escena de porno itinerante más humillatoria de Public Disgrace para la pornostar colombiana Franceska Jaimes. Todo un escándalo sexual a plena luz del día donde la acompañaban Donna Dolore y el actor James Dean azotándola con una fusta. La mirada atónita de los transeúntes nos dice que no entendían el motivo de esta performance callejera con collar de perro incluido puesto en su cuello. La caminata por las callejuelas pasa por un parque público y por un dique portuario hasta que cuando cae la noche entran en un bar de la zona para terminar con la follada pública de rigor.