Cuando Jada Stevens probó a Mandingo

El boom del porno interracial no solo ha dado trabajo a impresionantes starlets como Jada Stevens. Míticos actores han revalorizado su carrera gracias al color de su piel y tamaño de su entrepierna. El momento culmen de esta revolución sexual se dio en 2016 a manos de la productora Dark X cuando volvió a reunir en un plató a la imponente actriz con el polludo intérprete Mandingo. Poco después de rodar esta escena, Jada declaró que tapiaba voluntariamente su ano para así no rodar más ninguna escena de sodomización. Es curioso que cerrara el grifo justo cuando el caché de la estrella de la industria americana era más elevado que nunca, algo me dice que el miedo le pudo. No obstante, se retractó de su decisión y rompió su promesa tiempo después.