Jillian Janson se somete a un brutal correctivo

Recientemente el cuerpo de Jillian Janson ha pasado por la factoría de Evil Angel para ser sometido a un brutal correctivo plagado de vejaciones. Recordemos que en la trayectoria de la starlet se ha visto como poco a poco ha tenido que ceder buena parte de su anatomía a estas prácticas tan exigentes y que tan de moda están. Con sus remilgos abandonados la productora se ha centrado en una sesión de sexo duro bien cerda con el maestro del dolor Bryan Gozzling, ese que acostumbra dar bofetones a las chicas. Aun así, la profesionalidad de la actriz no se pone en entre dicho, cuya estética parece sacada de catálogo de ropa juvenil para colegialas. Aún habiendo actuado en un registro mucho más agresivo al que nos tiene acostumbrados, sigue deleitándonos como el primer día.