Jovencita pillada en la calle para follar

¡Me gusta!

Ojalá esta dulce jovencita pillada en la calle para follar hubiera hecho caso a sus padres de no acercarse a extraños. Pero lo zorra que es y lo que le gusta el sexo la han llevado a esta situación. Yendo por el campo paseaba esta chica siguiendo un rastro de huevos de pascua hasta llevarla a una casa desconocida. Se trataba de una trampa ideada por un hombre musculoso de 2 metros y una polla de dos palmos. Quería raptarla y secuestrarla para follársela, pero una vez allí descubre que es una auténtica guarra que le gusta el sexo más que incluso a él. Con el coño chorreando el gigante la coge al vuelo y comienza a comerle el coño. Su polla se sale de los pantalones y ella con un ansia desmesurada se la coge para metérsela en la boca. Parece que le va a romper la cabeza con semejante pollón. Su coño está loco por meterse ese rabo tan grande y cuando lo hace lo disfruta como una jovencita ninfómana. Esta chica jovencita pillada en la calle para follar de tonto no tiene un pelo, y de dulce solo tiene la corrida en la boca que le echa el musculoso. Es una loba con piel de cordero.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *