Julia Ann dando lecciones de sexo y cocina

Ya sabemos que el porno desgasta a marchas forzadas el físico de las pornostars. Ninguna escapa de los retoques físicos y el deterioro de la piel, pero si hay alguna que resista mejor el paso del tiempo es sin duda Julia Ann. Siempre lista para deleitarnos con su dilatada experiencia en su sempieterno papel de cougar devoradora de jovencitos. Su sensualidad queda sobradamente demostrada en esta escena de Brazzers donde la historia juega un papel primordial. Una repostera que mientras prepara los cupcake mantiene ocupado a su ayudante de cocina y usa sus fluidos corporales como ingredientes principales para la receta. Ya sabéis a que me refiero, un poco de semen en el pastel para que suba el bizcocho. Una fórmula que no ha dejado de funcionar durante los años que la productora está en activo, mezclar Milfs con historias divertidas.