Lana Seymour y el sexo privado de vista

Si usar una venda en los ojos durante el acto sexual hace sentir a uno como Christian Grey en ‘50 sombras‘ es hora de evaluar si se introduce este cliché sexual en la pornografía para mujeres de Joymiee. El particular encanto de Lana Seymour ha sabido usar este sedoso elemento que proporciona privación sensorial como una herramienta para llevar el sexo al siguiente nivel. El talento de la hermosa rusa es imbatible y deja en la escena una inspiración visual que acerca la naturalidad al sexo explícito. Si un sentido está adormecido nos volvemos más sensibles a los estímulos como caricias y olores y nos ayuda a crear excitación sexual. De esta forma una felación es mucho más placentera, al igual que el sabor de unos pezones o las humedades calientes de una vagina.