Leigh Raven se entrega al tamaño masculino

Leigh Raven es una damisela del altporn que aunque haya confesado su bisexualidad y haya contraído matrimonio con otra actriz porno, Nikki Hearts, nunca niega la entrada en su alcoba a una polla hiper dimensionada. La artista tatuada que es plantilla fija en Burning Angel no le hace ascos al tamaño masculino por muy come rajas que sea. Es buena conocedora que salir de la rutina sexual de vez en cuando rejuvenece los lazos conyugales. Si a esto le unimos su cambiante look habiéndose rapado la cabeza al cero recientemente ya tenemos a un bellezón a lo teniente O’neil metida al porno. Recordemos que actualmente la pornstars goza de una alta popularidad debido a su primera incursión anal por parte de los chicos de Tushy y que nosotros publicaremos dentro de poco.