Marley Brinx no tiene miedo a una doble penetración

La starlet Marley Brinx ha sido una de las pocas privilegiadas que entró en la industria de adultos por la puerta grande; prestando su agujero del culo en su bautismo. Toda una declaración de intenciones de una novata canadiense que no sabe donde se mete. Fue el mismísimo Greg Lansky quien la incluyó en un par de escenas con tríos para su flamante Tushy viendo su refinada estética tan adecuada para sus producciones. Toda una experta en realizar anales de forma exquisita, sin que parezcan sucios y degradantes. Se podría decir que la jovenzuela forma parte de esa hornada reciente de señoritas que equilibran su escasa experiencia a base de entregarse al porno más frenético posible. Eso de guardarse ases en la manga no va con ella, mucho mejor ir a por todas desde el principio.