Mi novia no es puta, sino cortesana a mi servicio

Para quien no lo sepa la palabra cortesana es un eufemismo de zorra selecta. Se utilizaba en la antigüedad para nombrar a las prostitutas más refinadas que solían mantener relaciones sexuales  con la alta nobleza y destacados miembros de la aristocracia. Hoy en día el vocablo ha quedado relegado al ámbito privado del porno para mujeres y para que algún pedante la use. Designa a las chicas entregadas que son complacientes sexualmente con sus novios. Si quieres hacer disfrutar a tu chico como nunca deberás convertirte en una auténtica cortesana, hacerle cosas inimaginables pero envueltas de un halo de buen gusto, escondiendo las guarradas para darles clase. A fin de cuentas es mucho más suave y elegante que te llamen cortesana que puta. Para explicarlo mejor os dejo esta escena softcore de la compañía Teeny Lovers. Ya no tenéis excusa para ser unas guarras con refinamiento.