Pasión sadomasoquista en la casa de una dominatrix

Aunque nuestra especialidad no sean los vídeos de temática femdom (no nos va eso de explotar escenas donde los agujeros masculinos sean los protagonistas a penetrar) si que es cierto que existe un grupito con inquietudes sadomasoquistas que se muerden las uñas admirando estas producciones. Se trata de un público residual amante de las patadas en los huevos, la denegación de los orgasmos, de los sumisos vasallos al servicio de las dominatrix y del sexo duro con mucho dolor. El talento de esta dominatrix a sueldo de la productora Club Dom no tiene parangón. Usa de todo para satisfacer al público masculino; Su personalizado strap-on dildo para encular a su hombre esclavo y la fuerza de sus embestidas concentradas en su ano harán que este pobre diablillo maniatado aprenda lo que es la verdadera disciplina.