Vegana metiéndose pepino por el culo en Mercadona

Vegana metiéndose pepino por el culo en Mercadona
5 (100%) 1 voto

Un pepino por el culo veganos. Yo no he dicho que los animales no posean sentimientos, los tienen, pero desde luego nada que ver con los sentimientos humanos. Está claro que pueden padecer si se les maltrata, pero ese sufrimiento solo es físico y NO psicológico como con tus mentiras quieres hacer creer. ¿Sabe un animal lo que es la muerte? Está claro que no, y si no lo sabe su preocupación por ésta es nula porque no existe para él. Lo mismo ocurre con la libertad, un concepto que en los seres humanos está íntimamente ligado con nuestro libre albedrio y voluntad propia, en tanto que si estoy encerrado en una cárcel mi voluntad se ve mermada.

Si un animal no tiene voluntad, la privacidad de la libertad no se dará a cabo y no experimentará ningún tipo de sentimiento derivado por estar encerrado en una granja. Para un animal la libertad se limita a lo físico, si su cuerpo sufre por estar encerrado entonces sí que se ve privado de ésta. Pero no va a sentirse privado de libertad si su cuerpo no lo siente, es decir, aunque los cerdos estén en la granja sin poder salir no van a sentir que están encerrados.

Además los veganos se equivocan en una cosa, si de base no entienden el concepto de muerte ni pueden ser privados de su libertad, sí que está justificado matarlos, pues la justificación moral recae en reconocer cuál es su esencia y lo que les pertenece respecto a ella, es decir, sus intereses. Por tanto si ellos no saben lo que es la muerte entonces al matarlos no estás en contra de sus propios intereses porque simplemente no los tienen, ¿dime qué intereses voluntarios tienen los animales? Ya te lo digo yo, ninguno, no tienen voluntad para discernir sus propios actos. Se puede decir que no saben lo que hace, no razonan sobre su propia conducta, simplemente actúan por instintos, son autómatas o robots que no se cuestionan acerca de su propia existencia. Por no hablar de la cadena alimenticia y de cómo la vida se abre paso en detrimento de la propia vida.

El problema está en creer que sienten lo mismo que un ser humano en su misma situación, eso sí que es falaz y absurdo por mucho que te empeñes. Lo que es absurdo es creer que son personitas que tienen las mismas necesidades que los humanos, eso simplemente es de ser egoísta y egocéntrico, el creer que todo ha de ser tratado como si fuera un ser humano. ¿Qué por qué? Pues porque no se respeta su propia naturaleza, lo que son, y ahí tenemos a perros castrados en pisos con ropa argumentando bajo la más ignorante arrogancia del defensor de los animales que con ellos viven mejor que en la naturaleza. Alterando su conducta hasta límites insospechados y cambiando su forma de comportarse por puro capricho de tener a un ser vivo como tu mascota para que te alegre el día. Pero oye, ¡qué eso es amar a los animales!. Un pepino por el culo veganos.

Así que lo siento mucho, el veganismo se basa en otorgar una serie de cualidades que no poseen a los animales. No es razonable porque se basa en una falacia, en un exceso de sentimientos no correspondidos por el mundo animal. Los animales solo son recursos naturales, para nosotros y para ellos. Todos ellos los usamos con un fin y propósito, incluso las mascotas las usamos para nosotros y para que nos den bienestar, porque si fuera por ellas desde luego que no estarían contigo, son animales coño no personas con las que entablar amistad.

A meteros un pepino por el culo veganos, jaque mate!

pepino por el culo


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *