El primer casting de Layla London

Lo que me gusta de los castings porno amateur es que quedan grabadas para la posteridad las primeras veces de todas las pornostars, triunfen o no. En Girls Do Porn lo saben muy bien y por eso guardan con especial mimo las primeras escenas de todas estas golfillas americanas que se presentan para ganar dinero rápido y luego desaparecer. Algunas decididas y motivadas, otras con dudas y nervios, pero al final todas se comen su primera polla delante de la cámara. La fórmula de presentar estas aventuras anónimas ha calado tan hondo en la industria pornográfica, que rara es la starlet que no haya hecho una prueba con ellos. Un ejemplo es la escena que rodó la estrella emergente Layla London donde ya dejó claro su poderío con su físico natural y que no le iba a faltar trabajo para seguir explotándolo.