El racismo oral contra Chanell Heart

Hay pocas felatrices afroamericanas en la industria de adultos. El asuntó está en que todavía faltan por explotar muchas de estas negras para que igualen en competitividad a las actrices blancas más consagradas. Pero si existe alguna que podría alcanzar el estrellato a base de sorbete de polla sería Chanell Heart. De momento es la única que le ha hecho una serie de mamadas a Mike Adriano demostrando que domina con superioridad el asunto. Por eso en Black Valley Girls la han vestido de dulce colegiala, por la analogía de usar los penes como si fueran dulces piruletas. Además la escena no está exenta de polémica, pues el odio sexual entre chicas de color y blancas se hace palpable al saber que las negras la chupan mejor. Una escena porno que explica muy bien que el racismo sigue imperando en todas las capas sociales, incluidos la etapa estudiantil.