Alanah Rae

Alanah Rae

¡Vótame!

330 Points
Upvote Downvote
Apodos: Elizabeth Collman
Nacionalidad: americanas, Nueva Jersey
Edad: 33 años | Adultas
Etnia: Blancas
Tipo de cuerpo: Voluptuosas
Altura: 1,70 m | Altas
Vagina: Depiladas
Año debut: 2008
Ojos: Verdes
Cabello: Rubias
Nacimiento: 09/02/1988
Senos: Tetas operadas
Tamaño de pechos: Tetas grandes

Alanah Rae se reconoce a si misma como una exhibicionista pervertida que disfruta siendo observada follando en público. Y lo cierto es que debe causar conmoción entre los ojos ajenos con sus dos grandes tetas naturales cuando se presenta voluntaria a los gangbangs masivos, su otra debilidad.

Una vez más todo comenzó en un club de striptease, esta vez en Carolina del Norte, cuando una Alanah Rae de menos de 20 años decidió mudarse desde su Nueva Jersey natal para probar suerte en el mundo del espectáculo erótico. Algo que resultó bastante sencillo viendo las prótesis «King Size» que tenía en el pecho y esos ojazos azules que te miran en las felaciones.

Según ella misma afirmó en repetidas ocasiones, lo que le atrajo del mundo del porno fue básicamente la posibilidad de practicar exhibicionismo libremente y sin restricciones. Es decir, lo que ella quería es dar rienda suelta a su imaginación mientras otros le miraban practicar sexo.

Comenzó en el porno con papeles de poca importancia hasta que se cruzó en el camino del también actor porno Erik Everhard, quien la dio a conocer a la productora Reality Kings y a una importante agencia de modelos que accedió inmediatamente a hacerle representación y trabajar con ella.

En 2009 presentó una denuncia por malos tratos contra el que era su pareja por aquel entonces, el luchador de artes marciales mixtas conocido por el apodo de War Machine (el mismo que luego se emparejó con Christy Mac). Parece ser que a este machito se le fue la mano y golpeó a la susodicha pornostar, al representante de esta y a otros invitados a una fiesta. Menudo elemento.

En 2017, y tras 9 años de carrera, Alanah decidió poner punto y final a su relación con la industria sexual del cine para adultos. Después de esto ella misma ha confesado que continúa siendo exhibicionista y le cuesta mucho encontrar hombres normales dispuestos a compartir su afición pervertida.