in

La tranquila sesión masturbatoria de Alena Croft

Se nos hace extraño que una bestia de la talla de Alena Croft, conocida dama afiliada al porno multitudinario y adicta a prácticas gangbanescas de alto rendimiento, se encuentre en las estancias tranquilas y relajadas de Azani. El clásico portal creado en los 90 por la tetuda pornostar Rachel Aziani destinado al placer en solitario. Una tesitura muy alejada a la que tiene acostumbrados a sus adeptos más acérrimos, aunque siempre tendrán la oportunidad de seguir elogiando sus carnes celulíticas y operadas. Si tenemos que sacar una conclusión de esta sesión masturbatoria en la que no utiliza su famosa garganta profunda ni su potente vicio es que está reservando sus fuerzas sexuales para alguna sesión que esté a su altura. Próximamente en los mejores cine