in

Alice Pink, otra representante de agujeros estrechos

Resulta complicado encontrar referentes de starlets de medidas diminutas cuyo estereotipo encaje como un guante con aquel que Piper Perri y compañía asombró en 2014. La novata Alice Pink no viene precisamente en un tarro pequeño (mide 1,60 m) pero su aspecto de tímida adolescente bien se merece encasillarla en este nicho que tiene como telón de fondo a esos cuerpos diminutos con orificios tan extremadamente estrechos que son difíciles de penetrar. Ya se sacrificó para la causa en Tushy dejándose penetrar el ano por todo lo alto en una escena de impecable factura técnica y ahora repite experiencia rectal en la productora Holed demostrando que es otra de las jovenzuelas que su entrega está por encima de su físico. Si continúa por este camino estamos seguros que será carne de cañón para el consabido cliché de aflojar el culo en el marco de los agujeros de poca anchura.