in

Cuando la giganta Alison Tyler destrozó sexualmente a Piper Perri

La giganta Alison Tyler paseó por el porno su 1,80 m de estatura con una solvencia arrolladora. Especialmente cuando sus sorprendentes proporciones —una amazona con curvas de serie tanto en su trasero como en sus pechos— contrastaban con starlets que se encontraban en las antípodas de su constitución física. De esta manera, cuando la web de Hot And Mean (delegación de Brazzers) le propuso enfrentarse contra la pequeñita Piper Perri, no se lo pensó dos veces y firmó la sentencia de muerte de la escuálida rubia de Pennsylvania. Más que nada porque la descomunal pornostar de California intimidó, ridiculizó y destrozó sexualmente a Piper con la sola ayuda de su imponente tamaño. Tal y como ya pasó en aquella lucha lésbica contra Nicoletta Shea.