in

Esperando el aplazado anal de Alyssa Bounty

El francés Pierre Woodman, también conocido con el apodo de «El Leñador» por su peculiar aspecto rústico —parece un aldeano calvo y peludo de algún pueblo donde Cristo perdió la alpargata—, sigue un proceso artesanal y meticuloso de hacer porno. Él es el único trabajador en su productora homónima «Woodman Casting X», un hombre pluriempleado que busca a chicas novatas, las entrevista y él mismo las desvirga estrenándolas delante de la cámara en lo que son sus primeras experiencias anales. Hasta ahí todo bien, el problema es que no da a basto con tanto material y las starlets suelen ser vistas antes en otras webs por motivos de aplazamiento. Es el caso de Alyssa Bounty, una neófita rumana que grabó hace meses una doble penetración con nuestro conejito alopécio, de la que hemos visto primero su debut anal en Tushy junto a Christian Clay, una de las pollas de la plantilla de la casa.