in

Kilates de belleza europea con Alyssia Kent y Liya Silver

Hablar del estudio Blacked Raw es hacerlo de sexo interracial de muchos kilates, más todavía cuando las estrellas invitadas son dos diosas del Este físicamente impresionantes. Nos referimos a Alyssia Kent y Liya Silver, la escultural rusa y la bella rumana que han aunado fuerzas para enfrentarse, en un debut al unísono, con el actor afroalemán Darrell Deeps (conocido por no dejar insatisfecha a ninguna compañera de trabajo). De esta manera, tentadas por el lado oscuro de la fuerza, nos han ofrecido un recital de sexo glamcore insuperable al que hemos caído rendidos a sus pies. Unos niveles de perfección física inaudita —solo con el poder hipnótico de sus senos naturales son capaces de producir genocidios en los geriátricos— que encajan como un guante en este producto de nicho en el que cuidan mucho la estética.

Eso sí, olvidaos de que se desprendan de esos aires de grandeza insufribles. Todos sabemos que es algo bastante normal en las actrices que han pisado esos lares, las típicas divas guapísimas que resultan gélidas delante de la cámara.