mascota web

A Ashton Blake no le gusta envejecer

Ashton Blake es una pornostar que se encuentra a mitad camino entre una cuarentona amargada y una recién divorciada con complejo de Peter Pan que no quiere madurar. Su canon estético es difícil de etiquetar ya que se resiste al paso del tiempo con algunos retoques y excesivo maquillaje, aunque no se da cuenta de que la piel no otorga treguas. No obstante, su declive físico lo oculta bastante bien con un sobrepeso bien llevado que disimula sus estrías y colgajos. Como es habitual en Scoreland, uno de los últimos refugios de pechos carnosos de mujeres entradas de carne, se puede disfrutar de su cuerpo en posturas y prácticas que podrían resultar lesivas en maduritas como ella. Una doble penetración por parte de unos jovenzuelos bien puede destrozarle las entrañas.