in

Aubree Valentine, un espíritu libre suelto por la industria de adultos

Habiendo llegado a su fin el contrato de exclusividad que la tenía atada a la compañía MindGeek (los jefazos de Brazzers y sucedáneos), la pornostar Aubree Valentine ha decidido diversificar su sexualidad por diversos estudios. Hace pocos días decidió sacar de paseo su atractivo fresco, risa nerviosa y peculiar nariz puntiaguda por la sucursal de Bang Real Teens, el lugar donde las advenedizas participan en un pequeño espectáculo público antes de pasar a la alcoba. La fórmula predominante del estudio y uno de los venenos más potentes del negocio; el de chicas pilladas en la calle. De momento, todavía estamos pendientes de certificar su continuidad en la industria de adultos, pero es obvio que progresa adecuadamente y tiene potencial más que destacable.