in

Te seguimos muy de cerca, Bailey Base

La primera vez que presentamos en sociedad a la novata Bailey Base fue para subirse a bordo de la furgoneta de BangBus en una de esas escenas diseñadas para sacar a flote sus puntos fuertes, y vaya que dejó señales de que su culo tiene madera para abrirse paso en este negocio. Unos indicios sexuales que, por supuesto, no pasaron desapercibidos para el ojo avizor de Mike Adriano. Hace muy pocos días la starlette fue contratada para rodar un anal de alta exigencia en la conocida productora del director californiano: la reabierta True Anal. El resultado salta a la vista, una principiante de juventud exultante que detrás de su cara angelical oculta una potencial bestia de la sodomía. Nada mal poder desenvolverse con tal descaro para estar en los albores de su carrera.