in

El poder sobrenatural de Barbie Sins

Los devaneos pasajeros de Barbie Sins por la industria más salvaje del porno — es afiliada a los géneros sexuales más extremos como ya demostró con su triple penetración— son los culpables de que su cuerpo haya ocupado la portada de la última película de Proxy Paige para Evil Angel, «Dark Riders». Un buffet de perversidad anal interracial que pasa con nota cualquier lista de mejores escenas gonzo XXX gracias a la fuerza de sus participantes: Cherry Kiss, Charlotte Sartre y Luna Corazon. En la cinta la starlet británica vuelve a demostrar que sus orificios son un prodigio de la anatomía humana ejecutando «gapes» anales y rosebuds (prolapsos rectales) para nuestro entretenimiento. Una práctica casi sobrenatural que muy pocas llegan a dominar con maestría, por lo que sospechamos que ha hecho un pacto con el diablo para poder soportar el ritmo vertiginoso de las embestidas vaginales y anales.