Belle Delphine, la cosplayer que no hace porno

Como todos los años el vampírico portal pornográfico de PornHub —nada escapa de su sed de sexo— publica sus estadísticas relacionadas con los gustos sexuales de los usuarios que introducen en el buscador sus fantasías más oscuras. Este 2019 no ha estado exento de sorpresa no solo por conocer que los españoles buscamos especialmente la expresión «maduras» para pajearnos, sino porque la polémica cosplayer londinense Belle Delphine copa los primeros puestos del ranking a nivel mundial.

Algo extrañisimo puesto que nunca ha enseñado explícitamente su cueva del amor ni se ha desnudado y la mayoría de sus vídeos subidos consisten en variopintas poses eróticas bastante alejadas del mundo pornográfico que se cocina en la web propiedad de de MindGeek (la empresa que monopoliza a nivel mundial el porno de internet teniendo en propiedad la red de pornotubes conformada por Redtube y Youporn entre otros, así como los principales estudios X de Norteamérica: Brazzers, Reality Kings).

Entre sus quehaceres, ni siquiera podemos decir que Belle Delphine se dedica a las artes onanistas pues técnicamente nunca se ha penetrado con los consoladores que exhibe. ¿Estamos ante la mayor troll de internet? Posiblemente, pero es innegable que Mary-Belle Kirschner es una celebridad inglesa de nivel mundial cuyo Instagram echa fuego y cuyos memes son tendencia a las pocas horas. Sus estrambóticos vestuarios y coloridos maquillajes bien lo valen para sus fanáticos

Aun así Belle ha sido una gran incorporación al mundo amateur del porno o no, pero es indudable de que su estética arriesgada la ha posicionado como una artista de performance de primer orden.


¡Vótame!