mascota web

La solución de Cataluña: Sexo y política con Apolonia

El sexo y la política es como el agua y el aceite, van inexorablemente separado por la repulsa social que generan los políticos y el poco sex appeal de las mujeres que se meten a ella (perdóname Inés Arrimadas). Sin embargo, si que hay situaciones políticas actuales que se pueden parodiar, como por ejemplo el proceso independentista de Cataluña. En mi opinión Puigdemont y el gobierno español podían haber apostado por una pacto más al tipo como la que presentan en Cumlouder, donde el sexo con Apolonia es el eje central de las negociaciones. Ya se sabe que el poder de la oratoria e ideología catalana solo puede ser vencido por el sexo más depravado y sucio, que al igual que la política degrada al ser humano y los convierte en meros animales que se pelean por sus instintos más primarios.