in

Cherry Kiss y su salvoconducto para la doble penetración

El Valle de San Fernando de California, conocido como la meca del porno, canceló en el mes de marzo los rodajes XXX por ser un lugar estratégico de EE.UU para luchar contra la Covid-19. Un parón inadmisible para la laureada categoría del porno interracial, tan demandada por el público que el vacío que deja es imposible de llenar con otro material. Es por eso que, gracias a ciertos países europeos con leyes más laxas respectos a la pandemia, han resultado ser el remedio para que estudios como Blacked puedan continuar filmando escenas. La bellísima serbia Cherry Kiss ha encontrado un salvoconducto para poder seguir exhibiendo sus virtudes anales, aunque esta vez su maquinaria para el placer, perfectamente engrasada, tendrá como rivales a los actores Freddy Gong, oriundo de Ghana, y Darrell Deeps.