in

Chris Diamond, el polludo actor porno sevillano de muchos centímetros de talento

En JaqueMateAteos podemos afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que actualmente una de las pollas blancas más grandes del porno heterosexual pertenece al sevillano Chris Diamond, uno de los actores porno españoles que más alto ha dejado el pabellón ibérico por territorio estadounidense. Hablamos de casi 25 centímetros de pene, una herramienta de trabajo que compite cara a cara con el rabo británico de Danny D, el otro ‘whitzilla» de la industria de adultos. Ni siquiera Nacho Vidal y Rocco Siffredi pueden hacer sombra a semejantes monstruos en la entrepierna.

Está claro que el secreto de su éxito se mide con escuadra y cartabón y se circunscribe casi completamente ​a su longitud y la circunferencia. Lo normal en este oficio donde los genitales se venden al peso. Pero no negaremos que el artista español juega con otros ases bajo su manga, como el de poseer juventud (30 años), un físico fibrado y una resistencia a la eyaculación precoz sobrenatural. Atributos valorados más allá del porte imponente de los penes. Tal vez por eso, el pollón del sevillano se haya marcado una fulgurante carrera trabajando en todas las productoras americanas.

Sus inicios en la industria de adultos se remontan al 2014, cuando el legendario semental Nacho Vidal vio el potencia que encerraba en el interior de sus calzoncillos. Un rabo sevillano que, entrenado en la dirección correcta, podía convertir a su propietario en el el mejor artista masculino del mundo. El catalán no se equivocó y pronto Chris Diamond se convirtió en el talento que más rápido se difundió por EE.UU, llegando a blandir su gigantesca polla para BangBros, Brazzers, Vixen, Evil Angel, Jules Jordan…

La germinación de este esfuerzo no se hizo esperar y a día de hoy, tras 8 años de arduo trabajo, Chris tiene a sus espaldas 815 escenas rodadas y cientos de starlets percutidas. Podríamos decir que el aprendiz de Nacho Vidal se comió al maestro y terminó por superarle. Un diamante en bruto, perfectamente perfilado, que tiene el honor de ser uno de los performers masculinos más aclamados de todos los tiempos. Un miembro viril que ya es legendario.