in

Coco Lovelock hace realidad el sueño del veterano Steve Holmes

El don de Coco Lovelock es haber nacido con un diminuto cuerpo (1,47 m) que le permite hacer todo tipo de virguerías y acrobacias sexuales, cual gimnasta adolescente. Sin duda, un regalo divino en la industria de adultos gracias por el cual es una de las mejores novatas del 2022 y tiene bastantes papeletas para llevarse el premio «Mejor Nueva Starlet» en la próxima ceremonia AVN Awards. En la división audiovisual de Hustler, la popular revista erótica norteamericana, la han juntado con un curtido veterano de la vieja escuela de la talla de Steve Holmes (61 años) para protagonizar una de esas escenas donde las apariencias engañan. Una oportunidad excelente para juntarla con otras ‘medias naranjas’ y escapar del usado cliché pornográfico de pequeñas señoritas destrozadas por gigantes afroamericanos, del que cayó presa en su memorable encuentro con Dredd.