in

Corridas en la cara directas a la boca

¡Esto es la guerra! Dicen que en el amor y en la guerra todo vale y a merced de esta espectacular secuencia de corridas en los rostros debe de ser cierto completamente. No he visto tal cantidad de lefadas en «gepetos» en ninguno de nuestros vídeos de corridas en la cara. Se superan con la cantidad de esperma que una polla puede eyacular. Las mujeres, lejos de hacer asco al semen, lo adoran, lo tratan como si fuera jugo fruitivo o néctar de los dioses Todo lo contrario que en la vida real, donde si a una mujer le cae una gota de semen en la boca directamente vomita. Menos mal que la ministra Irene Montero no puede supervisar las bocas de cada mujer del mundo. Así que muchos seguirán pudiendo correrse a traición. El «chupa chupa, que yo te aviso» sigue vigente.