in

Courtney Taylor, el ejemplo de pornostar operada de América

La huida de la neumática e hipervoluptuosa pornostar Nicolette Shea hacia su canal privado de Onlyfans ha dejado un trono vacante en el porno comercial de Brazzers; el nicho de las rubias teñidas y tetas de goma. Desde que la chica ex PlayBoy se fugó a la plataforma amateur muchas han sido las starlets aspirantes a ocupar este escaño pornográfico, pero solo una ha arañado el éxito que la muñeca plastificada cosechó. Nos referimos a Courtney Taylor, posiblemente la actriz mejor operada de la monarquía de adultos. Una de las pocas criaturas sexuales artificiales que no se ha convertido en una aberración física y cuya figura espectacular, pese a destilar cierta vulgaridad, es el sueño americano de la clase baja.

Que se lo digan a Keiran Lee, que no ha podido resistirse a sus encantos viéndola vestida con un traje de novia.