mascota web

Danny Dong lo prueba con una ama de casa negra

Danny Dong prosigue en su particular masacre vaginal partiendo en dos a cada actriz que la productora Brazzers le sirve en bandeja. Personalmente me encantan sus escenas a lo Benny Hill con ese toque de humor inglés que tan bien sabe darle el actor. Hay que tener en cuenta que no debe ser nada fácil introducirse en las cavidades de las pornostars con semejante tamaño de herramienta, siendo más difícil todavía hacerlo en coñitos estrechos. Por suerte, en esta escena tendrá que adentrarse en el coño de la negra Jai James. Decir que las vagina afroamericanas están diseñadas para alojar grandes tallas, es decir, a prueba de pollones. Veamos si el descomunal rabo del rompe mandíbulas judío cabe entre sus piernas cuando se la mete estando subida a la lavadora mientras centrifuga. Echemos por tierra el cliché de que los negros la tienen más grandes.