in

Diamond Jackson ama las grandes pollas blancas

En el porno siempre nos presentan las escenas interraciales de forma que el hombre sea negro y la mujer blanca. Sin embargo, existe un atractivo oculto que sienten las mujeres negras por las pollas blancas que el estudio Reality Kings está tratando de explotar. Para ello, han contado con la inestimable ayuda de la pornostar Diamond Jackson, la mejor negra de ébano de la industria. Una starlet que no puede ocultar en su rostro el deseo sexual por un cipote «albo». De esta manera, Jackson es una curtida señora (más de 50 años) que conoce de primera mano las ventajas sexuales de todas las razas y etnias del ser humano. Nadie mejor que ella para saborear una enorme polla blanca entre sus dientes. hasta que la corrida es expulsada sobre sus gafas.