in

Emma Hix desata su poder en una doble penetración

El amplio arsenal sexual con el que cuenta la pornostar Emma Hix incluye un alucinante cuerpo natural que sabe rebozarse en anales imposibles y blowbangs asfixiantes, pero su arma más mortífera para vaciarnos los testículos, y la que más éxito le ha granjeado, es la doble penetración. Desde que la escuálida canadiense se desmelenó con la aparatosa maniobra se ha modernizado de arriba a abajo, creando una versión 2.0 de sí misma que folla a un ritmo vertiginoso y es asidua a las aventuras fuertes de True Anal, sin llegar a tintes extremistas. Es por eso por lo que nos extraña que posea el esfínter más bonito de toda la industria de adultos. En lugar de ser un agujero roto y sucio por el trasiego de miembros viriles, es redondo y está impoluto, como demostró recientemente en Tushy Raw.