in

Gina Valentina se despide de la pornografía

Gina Valentina, la brasileña más famosa de la farándula pornográfica (con permiso de Juelz Ventura), ha decidido echar el cierre a sus agujeros y terminar su carrera con la industria de adultos después de rodar sin interrupciones 5 largos años. Una triste noticia para sus seguidores y a fin de cuentas para todo amante de las latinoamericanas, pues Gina debutó cuando el boom de las actrices porno latinas estuvo en su punto de máxima ebullición, y nos referimos a aquellos años de frenético fornicio —a principios y mediados de esta década de 2010— en los que surgieron estrellas parpadeantes y posteriormente neumáticas como Lela Star, Abella Anderson o la peruana Jynx Maze.

Una starlet que aunque en sus inicios empezó a escalar furiosamente en el particular ranking del sexo ante una cámara, quedó relegada a una inmerecida segunda plaza de aparcamiento en el ñogo ñogo. Algo incomprensible porque esta pequeña brasileña de 1,57 m que pesa 48 kilos y cabalga las pollas como una jefa de animadoras estuvo nominada el año pasado para los AVN Awards 2019 por su fantástico blowbang para Hard X.

Pequeña, morena, con un tren inferior poderoso y una piel resplandeciente bronceada que le daba toque de sensualidad en las escenas que participaba siempre se mostraba sonriente y entusiasmada con cualquier perrería sexual (ha hecho intensos anales, garganta profunda, temática incestuosa, aunque tal vez le faltó terminar de pulir el sexo en grupo).

Su mejores momentos fueron posiblemente cuando apareció en la 3ª edición de Brazzer House y estar en 2016 entre las nominadas a la mejor actriz revelación de los premios AVN. Una nominación que no ganó porque se cruzó en su camino un huracán imparable, uno de los fenómenos más explosivos del porno contemporáneo, ese metro cuarenta de guarrería desbocada y rasgos aniñadísimos que responde al nombre de Holly Hendrix.

En decididas cuentas parece que Gina no ha tenido mucha suerte en el mundo del porno y ha colgado los hábitos para marcharse con un poco de dignidad. Una pornostar que ha luchado con uñas y dientes y el público no ha reconocido su enorme valía. Por todo ello en JaqueMateAteos queremos rendir honores a Gina Valentina ahora que se retira, para que nunca sea olvidada pudiendo ver sus mejores escenas (que no son pocas) mientras nos rendimos ante su magnificencia infravalorada.