in

Gizelle Blanco mezcla sus genes hawaianos con afroamericanos

A principios de 2021 citábamos por primera vez a la pornostar Gizelle Blanco como una de las pocas pornostars salidas del Archipiélago de Hawái. Un infrecuente origen que le ha ayudado ha rodar la nada desdeñable cifra de 50 escenas, por lo exótico de la procedencia. Hace pocos días la exestríper de Honolulu mostró al mundo —tiene todo un séquito de seguidores repartido por el globo terráqueo— su afán por hacer realidad el sueño húmedo americano más racista: follar con un negro de Blacked. Una atípica escena interracial, por contener dos cuerpos con genes de dos grupos étnicos minoritarios, que podría estar subvencionada por algún organismo público. Todo sea por la inclusividad de la actriz polinesia y las políticas raciales dentro del porno.