in

El ascenso y caída de Honey Gold

A mediados del mes de mayo la mega corporación de Brazzers sacó del olvido a la pornostar Honey Gold en una escena donde aparecía con la cabeza rapada y un visible aumento de pecho. Por lo visto, la mestiza entintada más famosa del altporn comercial llevaba tiempo desaparecida por problemas mentales (con intento de suicidio incluido) y ha tenido que potenciar su look agresivo para salir del pozo en el que se encontraba. Un aumento gradual de las curvas de la exótica starlet que esperemos que ayude a la liberación y empoderamiento de su carrera, tristemente en caída libre por culpa de su marcado carácter racial. Parece mentira que hace pocos años la afroasiática tocara la gloria con los dedos al derribar las puertas de Vixen y conseguir inmiscuirse en la delicada productora, pese a la incomodidad de los tatuajes, producto inconsistente en los sets de Greg Lansky.