in

La perseverancia anal extrema de Jane Wilde

La apabullante destreza sexual de la estadounidense Jane Wilde le ha permitido ejecutar una de las maniobras más peligrosas del porno en la prestigiosa saga de Chris Stream «Anal Star». Nos referimos a la doble penetración anal y vaginal, una práctica en la que perdió la virginidad cuando el director Jonni Darkko la exprimió hace un año en «Jane’s Anal Adiction«. En este caso, repite la hazaña en un trío acalorado junto a Zac Wild y Seth Gamble y vuelve a rubricar que su nivel de perversión está tan alto que ni las pornostars que ponen el turbo en dejarse penetrar por su orificio más recóndito pueden alcanzar. Una cosa está clara, la «salvaje Jane» parece estar destinada a vivir de la sodomía extrema hasta su último aliento.